blog.

esta-pelicula

Esta película

Este viernes llega a los cines ‘Fumar provoca tos’, de Quentin Dupieux, un hilarante filme no apto para todos los públicos.

Durante más de 10 años, el cine de superhéroes ha brillado en cartelera, pero hace ya unos años que ha empezado a ensombrecer. Demasiados villanos, demasiado CGI y demasiado metaverso ha dejado a los espectadores un poco aturdidos y sin muchas ganas de más. Fumar provoca tos llega en el contexto perfecto. La película de Quentin Dupieux nos presenta a un cuarteto de vengadores totalmente diferente a las demás cintas: muy cercano a la serie B y con un surrealismo que a veces recuerda a Amanece que no es poco.

En Fumar provoca tos los protagonistas son los miembros de La Patrulla Tabacalera, un grupo de superhéroes que con las propiedades tóxicas del tabaco logran vencer a los malos que amenazan la Tierra. Su jefe, un lagarto babeante, nota que les falta unidad, así que les manda a un retiro para que estrechen lazos. Ahí es donde cuentan historias para entretenerse, a cual más macabra y absurda.

Una especie de club de medianoche que bebe de los Power Rangers -solo falta Zordon dando las órdenes- donde no hay reglas, lo único que puede hacer el espectador para disfrutar del filme es dejarse llevar por la propuesta de Dupieux y saber que se encuentra ante un creador único.

A Contracorriente Films

Quien ya le conozca no se sorprenderá. El realizador francés ya se ganó a su público con cintas como Rubber (2010), donde un neumático se embarca en una matanza en mitad del desierto de California; o Mandíbulas (2020), en la que unos amigos entrenan a una mosca para que robe bancos. Dupieux es un narrador muy especial y sin tapujos. Cuando te enfrentas a una obra suya, sabes que no va a parar de sorprenderte. Y, aunque Fumar provoca tos es algo más floja que sus antecesoras, mantiene un humor absurdo que gustará a los fieles.

La cinta es una explosión de originalidad que responde muy bien a esa fatiga de los superhéroes que comentábamos al principio. Frente a la espectacularidad de Marvel y DC, La Patrulla Tabacalera es un grupo cutre con unos poderes flojos donde sus miembros están pensando en llegar a casa para prepararle la cena a sus hijas o descansan en una piedra mientras sus compañeros terminan el trabajo. En lugar de Thanos, hay una tortuga gigante, y, por alguna razón, todas las chicas parecen sentir deseos sexuales hacia la rata que les da órdenes -cosas del cine francés-.

No tienen esa moral de Capitán América y, gracias a eso, Dupieux tampoco se corta a la hora de hacer explotar a los malos, triturar a sus protagonistas o introducir asesinas en serie armadas con una sombrilla. Los personajes de Fumar provoca tos terminan llenos de sangre y van a por la siguiente misión en un mundo anárquico y muy, muy divertido. En la cinta predomina un humor difícil de describir que parece influenciado por los Monty Python, pero también, como decimos, por el absurdo de José Luis Cuerda.

No es una película para todos los públicos y es difícil de recomendar -tienes que conocer muy bien a tu interlocutor para mencionarle esta cinta-, pero cualquiera que se divierta con Los caballeros de la mesa cuadrada y el ‘gore’ al más puro estilo Sitges -por allí este filme arrasó- disfrutará con estos 77 minutos -poco más de una hora- de historias disparatadas y humor negro.

post a comment.

Apparently we had reached a great height in the atmosphere, for the sky was a dead black, and the stars had ceased.

fb. tw. ig.